Francis Bacon

Written by Sergio Zermeño

Arquitecto convencido de la experimentación como el camino hacia la innovación. Cree en el poder transformador de la Arquitectura y en el ser humano como el centro de la actividad creativa. Académico en el Taller de Proyectos IV, UIA CDMX.

posted on marzo 1, 2020

Nacido en Irlanda, bajo el seno de una familia conservadora inglesa, Francis Bacon [ 1 ] fue expulsado de su casa por que su padre no pudo aceptar su homosexualidad, así, a los 16 años se topó con la crudeza del mundo, lo cual lo marcó y condicionó su futuro trabajo pictórico.
Se estableció en Berlín y después viajó a París, en donde se encontró con el mundo del arte y la vanguardia intelectual, la influencia que encontró en Picasso y Poussin lo llevaron a tomar el camino de la pintura.
En sus inicios, se vio atraído por el expresionismo y exploró este ámbito durante algún tiempo, sin embargo, y siempre con una temática antropocentrista, sus trabajos posteriores -y a los que dedicaría el resto de su vida- se centraron en explorar y representar la decadencia humana y el horror de la existencia.

Su actitud autodestructiva alimentó su visión pictórica, logrando transmitir en sus obras angustia y horror, pero al miso tiempo una atmósfera cinemática y espacial.
Para lograrlo, estudió el trabajo de Muybride [ 2 ]  y extrajo de éste algunos fotogramas que le sirvieron como base para representar al ser humano en movimiento.
Este es el punto central  en el que encontramos una relación interesante entre su trabajo y las nociones de espacio y espacialidad  que hemos explorado en algunos otros ejemplos.
En sus elecciones cromáticas, las posiciones y deformaciones de sus figuras y la composición general (dípticos y trípticos o lienzos individuales) se descubre una profunda relación entre los personajes y los espacios creados para y por ellos, así como diversas atmósferas que nos atraen y atrapan.

Gilles Deleuze en su libro “Francis Bacon, Lógica de la sensación”[ 3 ],  desmenuza el trabajo y el proceso pictórico de Bacon. A través de una visión filosófica y totalmente reveladora Deleuze nos muestra aspectos poco evidentes en las pinturas, como por ejemplo: el manejo de fuerzas, mas que formas o motivos, la relación entre pintura y sensación, el trabajo pre pictórico (a lo cual le llama diagrama) etc…

Recomendamos ampliamente revisar el trabajo de este pintor, trascendente en la historia de la pintura y el arte del siglo XX, así como las lecturas de Deleuze, ya que constituyen herramientas de análisis y profundización que nos abren puertas a un mundo sorprendente e inesperado.

[ 1 ] https://historia-arte.com/artistas/francis-bacon

[ 2 ] http://fotografica.mx/fotografos/eadweard-muybridge/

[ 3 ] Deleuze, Gilles.  Francis Bacon, Lógica de la sensación. Arena Libros, 2da edición, Madrid, 2002

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También puede interesarte…